jueves, 10 de mayo de 2012

REFLEXIONES PRE-ISIDRILES


SAN ISIDRO LABRADOR, A QUIEN NOS ENCOMENDAREMOS LOS SUFRIDOS AFICIONADOS VENTEÑOS DURANTE ESTA FERIA



Quedan menos de 24 horas para que rompa el primer paseíllo de la Feria de San Isidro, y en momentos como este muchos son los pensamientos y reflexiones que a un aficionado se le pasa por la cabeza. Después de lo acontecido en Castellón, Valencia y Sevilla uno se pregunta si la cosa seguirá en la misma tónica que las tres ferias antes mencionadas, es decir, en caída libre; o si por el contrario la cosa cambiará el rumbo y podremos disfrutar de una buena feria. Yo, repasando los carteles uno por uno con lupa, me inclino más por lo primero que por lo segundo; aunque en este extenso, árido y seco barbecho de la mediocridad isidril han florecido algunas florecillas que hacen concebir la esperanza en que la feria tenga unos cuantos argumentos para ir algunos días ilusionados a la plaza. Florecillas en forma de ganaderías como Cuadri, las tres de procedencia Albaserrada, Carriquiri, Baltasar Ibán o Torrestrella, que viene tras varios años de ausencia con ambiente después de ganar la concurso de Zaragoza, un buen encierro en Sevilla y, sobre todo, el corridón que echó el año pasado en Pamplona. Cualquiera de ellas puede dar de que hablar para bien, y más al verse anunciadas en ellas buenos lidiadores como Rafaelillo, Fandiño, Castaño, Urdiales, Aguilar, Robleño o, incluso, el azteca Octavio García "El Payo", quien tan bien cayó de novillero en esta plaza con un encierro de La Quinta. También apetece ver, a pesar de tener ya más años que el sol, a Frascuelo. Y es que cualquier pelo del culo de este torero derrocha más torería que todo el G-10 junto, ojalá algún núñez de Carriquiri le deje en bandeja 10 o 15 embestidas para hacernos soñar despiertos a todos los presentes ese día.
De los demás integrantes en esos carteles.... buenooooooo, personalmente no me disgustan las presencias de Serafín Marín, Bolívar, un José María Lázaro al que tengo ganas de ver después de que cortara una oreja el verano pasado, o ese experto en cárdenos que es Ferrera. También me hablaron hace poco muy bien de otro mexicano, Fermín Spínola. Y en Juan Bautista, Tejela, Garibay y Pinar, prefiero no pensar porque sino se me viene el mundo encima.
Por ahí sueltos también andan David Mora (aunque en este caso más que interés, intriga, porque su comienzo de temporada me llena de dudas...), Julio Aparicio, por supuesto Curro Díaz, o la despedida del Maestro Fundi.

Claro, lo descrito anteriormente son los pequeños pero bonitos brotes verdes del barbecho isidril. Ahora me toca referirme al resto de lo brotado, es decir, lo seco, lo sobrante, lo que no se comen ni las raposas, eso que cuando vas por el campo de caza y lo pisas los agricultores hasta te lo agradecen para que así queden menos restos de broza al arar la tierra. Y es que por más que intento ser optimista, no veo absolutamente nada que pueda aportar Mounsier Castellá en las tres tardes que está anunciado, y menos aún visto lo visto en Sevilla. También viene otras tantas tardes El Cid, alguien con quien yo disfruté una barbaridad hace años y que ahora, muy a pesar de todos, es un mediocre más. Manuel Jesús... ¡¡quien te ha visto y quien te ve!! Y aquí llega el más grande, el hijo del maestro, el Príncipe de la Mestranza, el fino artista, el inigualable e irrepetible José María Dolls "Manzanares", que despues de armar el taco en Sevilla como tiene por costumbre en los últimos años, se planta en Madrid para intentar hacer lo propio, y lo hará, o mejor dicho lo intentará, con Victorianos y Cuvillos, esta última en Beneficencia. Yo, lo único que espero de este hombre son sus estocadas recibiendo, porque por lo demás otro que baila al mismo son, por mucho que digan que es diferente. En resumidas cuentas, de los Hombres-GES que solo tengo interés son por Morante y Talavante, Sí, porque por ahí también anda Cayetano Armani, que a lo único que vendrá es a pasearse, creyendo que esto es la pasarela Cibeles, y a volver loco al público femenino, porque otra cosa no creo que haga. Bueno sí, cabrear al personal, supongo. El plantel gediecista lo completan Jiménez y El Fandi. Del primero nada que espetar, y del segundo... casi que tampoco.

Y bueno, estas son más o menos mis reflexiones pre-isidriles. Mañana tengo cierto interés por el confirmante Nazaré, que dejó buenas sensaciones en Sevilla; y por un torero de buen gusto llamado Leandro. ALEA JACTA EST, ¡¡FELIZ FERIA A TODOS!!


POSDATA: Enhorabuena, de todo corazón y de parte de un madridista hasta la médula, a todos los colchoneros y colchoneras; y más en especial a mi estimado vecino de abono y amigo, Emilio Roldán; y a ese buen aficionado que es Enrique Martín.



Publicar un comentario