martes, 22 de mayo de 2012

¿NO QUIERES CALDO? PUES... ¡¡TOMA TRES TAZAS!!

O lo que es lo mismo, ¿no queríamos variedad ganadera? Pues aquí la tiene, oiga. Cinco ganaderías diferentes, cinco encastes diferentes. Eso es variedad, como dírían en la Cadena Dial.
Pero no nos equivoquemos, que no era una corrida concurso, ni aquella fraudulenta Corrida de la Prensa en la que los figuritas se traían sus toritos debajo del brazo y se procedía antirreglamentariamente al no sorteo. Hoy, día lo que se suele decir normal, tan normal que para no perder la tónica de los últimos días volvió a haber mangoneo de corrales y hubo que remendar los cuatro toros de Bañuelos (que por cierto lleva ya tres años seguidos intentando cojer antigüedad y no es capaz) con dos de Couto Fornhilos. De estos seis, uno de cada ganadería (2º y 6º) volvieron al corral por falta de fuerzas y en su lugar se lidiaron, respectivamente, de Aurelio Hernando y Domínguez Camacho. Otro, el 3º, fue apuntillado en el ruedo, al parecer por hacerse daño, y en su lugar salió uno de Carmen Segovia. Total, cinco ganderías y cinco encastes diferentes: Domcecq, Torrestrella, Núñez, Atanasio y Veragua, No podremos quejarnos hombre, que hoy el Tito Matilla se ha portado y seguro se habrá dejado la piel para traer estas ganaderías de tan buen nivel. Ahora, que dudo mucho que en los recovecos de la empresa se respire satisfacción... nos ha jodido mayo, como que hay que pagar tanto sobrero que ha brincado hoy al ruedo.
Del hierro titular al final se han lidiado dos, ambos por Zotoluco, quien al parecer ha venido por aquí de paseo por la capital del reino. Y tuvo en sus manos un buen toro, el cuarto, que exigía colocación y un buen chorro de lodtite en las zapatillas. Pero más bien llevó a cabo lo contrario, no se confió en ningún momento y lo pasó mal el azteca ante un toro que, además de dar buen juego en la muleta, fue muy bien picado por Nacho Meléndez después de arrancarse con alegría en dos de las tres varas que tomó, derribando al picador en una de ellas. Zotoluco, esperemos que la visita turística te haya sentado bien. A mí, desde luego, si te la hubieras ahorrado, me habría dado lo mismo e incluso supongo que lo habría agradecido.
Me dio una alegría ver saltar al ruedo un sobrero de origen Veragua, pero se convirtió en chasco cuando lo arrastraron las mulillas. Se portó a la defensiva, dando cabezazos a diestro y siniestro y poniendo muchas dificultades al matador, que lo único que podía hacer era estar ahí y resolver la papeleta con dignidad. Mala suerte la del riojano esta tarde, que contó con el peor lote completado por el 5º de Couto Fornhilos, un aunténtico borrico que no tuvo un pase. Con ambos se pasó el matador de faena, cosa absolutamente innecesaria. Allí no había nada que sacar.
Morenito de Aranda estuvo lidiador con el sobrero de Carmen Segovia que salió sustituyendo al de Bañuelos que hacía de tercero y tuvo que ser apuntillado en el ruedo, parándolo en los medios con buenos capotazos que le marcaban al toro el camino a seguir. Con este se lució Martín Soto en banderillas, obligado a saludar montera en mano despues de dos grandes pares. Morenito cogió la tela roja para marcarse unos pasitos de flamenco motivados por la desconfianza que le provocaba el de Carmen Segovia, dejando entre medias algún que otro detallito. Solo al final consiguió dos series ligadas de derechazos asentados en las que destacaron dos, que con una estocada arriba aunque un poco delantera le valió para cortar una oreja. Todos deseábamos que llegara el sexto toro pero no para ver a Morenito, sino para deleitarnos con ese gran banderillero que es Luis Carlos Aranda. Y no defraudó, como siempre. Aunque tuvo que hacerlo con el becerrito sobrero de Domínguez Camacho (becerrito sí, pero ojo con el becerro como se comía todo...), al que le faltó un puyazo en todo lo alto. Y no será porque le picaran poco, no; porque se fue bien servido. Morenito, simplemente, no pudo con el fiero núñez. Un toro brusco que, con el puyazo antes mencionado y un buen macheteo a inicio de faena, seguro podía haberse hecho la cosa mejor. Morenito las pasó canutas, no supo mandarle y se vio desbordado en todo momento.
Con esa raspa se cerró un festejo de casi tres horas en la que hubo una señora ensalada de ganaderías diferentes. Aunque hoy haya tenido algunas cosas de peso, la feria no remonta el vuelo y la cosa va de mal en peor. Qué mérito tiene aguantar estos apaños de feria, vamos a terminar siendo los aficionados los que nombren triunfadores de la feria. Al paso que vamos, todo puede pasar.


FICHA DEL FESTEJO

Dos toros de Antonio Bañuelos (1º y 4º); Un toro de Couto Fournhilos (5º); Un toro de Aurelio Hernando (2º, sobrero); Un toro de Carmen Segovia (3º, sobrero); y un toro de Domínguez Camacho (6º, sobrero)


Zotoluco (verde botella y oro): Silencio y silencio.
Diego Urdiales )verde hoja y oro): Saludos y silencio, tras aviso en ambos.
Morenito de Aranda (de fucsia y oro): Oreja y silencio, tras aviso en los dos.

Publicar un comentario