miércoles, 28 de marzo de 2012

MATICES ISIDRILES


La isidrada 2012 ya es oficial, y mucho se ha comentado durante las últimas semanas de las ausencias de Ponce, José Tomás, Juan Mora y, sobre todo, la polémica de El Juli. De todas éstas, la única que verdaderamente me escuece es la de Juan Mora. Y no es que no tenga ganas de ver al torero de Galapagar, pero su ausencia en Madrid es ya una costumbre y una tradición, por lo que nada nuevo con respecto a lo sucedido en los últimos años. Lo de Mora es diferente, según Uranga se ha quedado fuera por decisión propia del torero, porque pedía matar corridas que ya estaban apalabradas y parece ser que no le convenía. A ver si para otoño podemos disfrutar de su torería y pellizco…

Cuatro ausencias destacadas, cuatro. Las que más están dando de qué hablar, las que más polémica están suscitando. Pero yo miro y requetemiro los carteles y echo mucho de menos a un torero madrileño de cuya ausencia no he leído ni oído nada aún. Me refiero a Javier Cortés. Un torero que en su época novilleril dio muy buenas tardes de toros y que se cerró la Puerta Grande en más de una ocasión por culpa de esa gran cruz que arrastra desde siempre llamada estoque, un torero que en su confirmación hace 2 años estuvo dignísimo, un torero que el año pasado pechó con 4 toros imposibles y dio la cara, un torero que... En fin, uno que puede ser alguien importante y al cual los señoritos empresarios sacrifican en beneficio de mediáticos circenses, sobrevaloradísimos Luques, pegapasistas y toscos Pinares y Tenderos, repetitivos y aburridores a más no poder como el dúo Castella-Perera… y así hasta un largo etcétera. No me digan que éste torero no hubiera quedado bien, por ejemplo, con la de Baltasar Ibán o Peñajara en lugar de Rubén Pinar, o en la de Torrestrella o Adolfo cubriendo el puesto de un Juan Bautista que ya cansa de tanto verle por aquí naufragar. No hubiera pasado absolutamente nada si la empresa hubiese prescindido del cartel mediático (ganadería incluida) para programar una corrida de Moreno Silva (o Flor de Jara, o Dolores Aguirre, o Miura…) y haberle podido dar una tarde más a Rafaelillo (todavía sigo sin entender porqué este pedazo TORERO viene una tarde), compartiendo cartel con otro buen torero madrileño que es Fernando Cruz y, como no, cerrando la terna Javier Cortés.

Aunque no todas las ausencias son tan desagradables. Las de Ponce y, sobre todo, del “Todopoderoso Don Julián”, sinceramente, me la soplan. También Garcigrande, una ganadería que no nos la quitábamos ni con agua caliente y que por fin éste año se queda en casita (bueno, y el pasado también si tenemos en cuenta el descalabro mañanero de aprobar un único toro de 14 posibles). Y no, no me olvido de Capeíta, otro que en los últimos 6 años ha sido un fijo en la Feria a costa de haber contado con el señor empresario como padrino de pila bautismal, y que anda por México diciendo que está triunfando; pues quédese por allí Señor Pedro, si total ¿para qué va a venir a Madrid, para pasar un mal trago y de paso hacérnoslo pasar a los que pagamos? Ni hablar hombre, así es mejor para todos.

La suerte está echada, feliz San Isidro a todos.

7 comentarios:

Enrique Martín dijo...

Luis:
Da gusto leer tus opiniones. Veo que eres algo joven, lo que satisface aún más, porque con la que está cayendo y que no te hayas volcado con los Julis y Manzas, es de mucho mérito; esto dice mucho de tus maestros en tauromaquia. Coincido en todo contigo, en la posibilidad de haber incluido a Javier Cortés, aunque bajara después de la alternativa, y en que también me la bufa el que no estén ni Juli, ni Ponce. Ya les hemos aguantado bastante. Lo de José Tomás creo que es otro problema; quizás sea él quien no se vea aún toreando. No sería la primera vez que un toro retira a un gran torero. Que se lo tome con paciencia y luego ya se verá.
Un saludo y enhorabuena.

Luis Cordón Albalá dijo...

Enrique, sí que es verdad que Javier Cortés dio un bajón considerable después de tomar la alternativa, pero eso desgraciadamente les pasa todos. Lo que pasa es que algunos son recuperables y lo son a base de torear y adquirir oficio, algo que no ha podido hacer éste chico porque no ha contado con muchas oportunidades, la verdad. Y a mi modo de entender las cosas no se merece este trato por parte de las empresas por varios motivos: primero, fue el mejor novillero de su generación (entre Mario Aguilar, José Manuel Mas, Tendero, Pablo Lechuga y otros cuántos); segundo, el día de su alternativa dio un recital con la mano izquierda y si no llega a ser por la espada corta 3 orejas; tercero, su dignísima confirmación y sus sucesivas comparecencias en Las Ventas en las que siempre ha dado la cara ante ganado infumable; y cuarto y más importante, su toreo es de ése de mano muy baja y llevándolo en redondo con la pierna adelantada que tanto nos gusta en Madrid. Conclusión, nos estamos perdiendo un gran torero y una muy buena zurda.
De Julis y Manzanillas, pues chico es que tuve la suerte de aprender a tiempo que es el toreo ventajista y el torete chochón o, como tu mismo lo llamas, la Tauromaquia 2.0.
Y de José Tomás, está claro que aun no se ha recuperado de lo de Aguascalientes y si encima a eso le añades que ha sido padre recientemente... pues ¡¡apaga y vámonos!!
Un saludo y muchisimas gracias por comentar

Gil de O. dijo...

Vayan por delante mis buenos deseos para esta andadura.
Saludo a Enrique Martín.
Se ha perdido la oportunidad por parte de las Ventas; y digo Ventas -seáse CAM- de dar un paso hacia adelante en función de la recuperación de la Fiesta. Habida cuenta de las mimbres de que se dispone, muy cortito sí; pero firme a la vez. La tetrapartita o cualquier otra son empresas, no tienen afición; y cuando les aparece (toros o toreros) la verdad de forma casual, como es el caso de Juan Mora, solo la utilizan para saber de qué o de quién guardarse para lo que ellos llaman espectáculo (nosotros La Fiesta).
Señalen con el dedo a CAM. No creo que nadie esperase otra cosa de los mercaderes del Cinturon de Acero.
Segundo Circuito, ya!!! Es la posible salvació.

Saludos de Gil de O.

p/d No tenía intención de dar nombres, pero me ha sido inevitable que apareciese el del maestro castellano.

Luis Cordón Albalá dijo...

Señor Gil de O.:
Es que es como usted dice, donde verdaderamente están os toreros buenos es en el segundo circuito. Y olvídese de que la CAM apueste por la salvación de la Fiesta porque mientras las cuentas le salgan a la perfección les importa un bledo lo que la afición piense.
Un saludo

Emilio Roldán Hernández dijo...

Estoy casi al completo contigo, señor Cordón. Lo de Javier Cortés es inadmisible y ya no se le va en ningún lado. Lo de Rafaelillo y Fernando Cruz lo respaldo completamente y lo del duo amejicanizado, más de lo mismo. Eso sí, creo que Juan Bautista ha sido un torero que siempre ha cumplido en Madrid y por lo general, con nota. Con dos puertas grandes a sus espaldas es un torero de los del grupillo B pero que en mi opinión, merece la pena; torea en vertical cojonudamente. Viene con Torrestrella y con Adolfo - con el hoy no triunfante Fandiño-, que no es cualquier cosa...
Un abrazo.

Luis Cordón Albalá dijo...

Juan Bautista en mi humilde opinión lleva años sin pegar un palo al agua y pinta más bien poco en la feria. Hay toreros muchísimo más interesantes en el escalafón que este tío (por ejemplo, los 3 antes nombrados)

Anónimo dijo...

Enhorabuena Luis, me parece usted un buen aficionado,por lo que dice y como lo hace.Un saludo.Javier