lunes, 2 de septiembre de 2013

LAS FOTOS DE LA VERGÜENZA


A través del blog amigo Baile de Corrales nos llegan estas imágenes. Pertenecen a los "toros" lidiados el pasado sábado en San Sebastián de los Reyes. Herrados con el hierro de Victoriano del Río, fueron lidiados y estoqueados por dos figuras (El Juli y Manzanares) y uno que aspira a ello (Juan del Álamo). Ahí lo dejo, que cada uno saque sus propias conclusiones.
Les enlazo el post de mi amigo Carlos Mijarrilla, donde viene todo más detallado: http://bailedecorrales.blogspot.com.es/2013/09/quien-pone-el-cascabel-al-gato.html


¡¡AFICIONADOS, A DEFENDERSE!!

























5 comentarios:

palomoenduro dijo...

Cuando veo estas cosas me entran unas ganas irrefrenables de ser antitaurino... pero limpio, eso si

Enrique Martín dijo...

Luis:
Son fotos pornográficas. un taurino te diría que no las publicases, que hacen daño a la Fiesta, pero yo te doy las gracias, esto lo tiene que ver todo el mundo, incluidos esos que creen en la capacidad de El Juli que nadie ha visto, el arte de Manza, que nunca he entendido y esa ascensión de Jonathan, gracias a los autobuses y las buenas carreteras que unen Madrid y Ciudad Rodrigo.
Un abrazo

Luis Cordón Albalá dijo...

Enrique, las gracias hay que dárselas a Carlos Mijarrilla, un buen aficionado que tuvo los cojones y el estómago suficiente como para pagar y aguantar este despropósito; y echarle coraje y sacar a la luz estas fotos. El resto solo podìamos dar coba a ello y difundirlo. Por cierto, respeto tu comparación de estas golferías con la pornografía, pero he de decir que lo segundo, en ocasiones, y lo digo sin ningún complejo porque es verdad, alegra la vida de muchísima gente. Lo otro hace daño a un espectáculo que también alegra la vida a muchísima gente aunque por desgracia cada vez menos. Un abrazo grande

franmmartin dijo...

¿Cómo no va a estar esto muerto,si se publican estas inmundicias y no pasa absolutamente nada por parte de nadie?.
Estamos asistiendo al entierro,largo y penoso entierro,de la Fiesta de los Toros, ante la alegría de los espectadores de ferias,la desvergüenza de la autoridad,el cinismo y la cobardía de las figurillas, y el desamparo y la deserción de los Aficionados.
La Fiesta merecía un entierro más decente.Por lo menos.

Anónimo dijo...

Pues si, lamentablemente es así hace años pero a mi ya no me engañan.