viernes, 9 de mayo de 2014

TRADICIONAL PETARDO DE APERTURA

Me gustan las corridas que abren la feria. Es tiempo de reencuentro con viejas amistades y conocidos, y tiempo es también de ponerse al día en lo personal y, por supuesto, en lo taurino. Si no fuera por eso y porque también hay mucho mono de toros, quizás muchos optarían por quedarse en su casa y ahorrarse así el tradicional y soporífero petardo que enciende la mecha isidril todos los años. ¿Cabía esperar otra cosa viendo la ganadería y los coletas anunciados? Por mi parte desde luego que no. Los de Valdefresno con mucha leña por delante, sí, pero algunos muy justos por detrás y otros directamente impresentables para una plaza como Las Ventas; mansos perdidos todos y, a excepción del último, descastados y flojos. Lo normal en este hierro. De los toreros ya ni hablamos, tanto matadores como banderilleros y picadores. Ni saben parar a los toros, ni fijarlos, ni picarlos, ni bregarlos, ni banderillearlos, ni lidiarlos con la muleta. Y eso sin hablar de la suerte suprema, que ya es de traca. La verdad es que capeas organizadas en fiestas de despedida de soltero son más dignas que espectáculos "serios" como el de hoy. David Mora, cada día más ventajista y vulgar; Luque, en lugar de estar en el sofá de su casa, quitándole el puesto a otros toreros que lo merecen más; y Diego Silveti, algunos dirán que valiente y hecho un tío. Para mí, honestamente, una cosa es ser valiente y otra, muy distinta, ser suicida. Después de ver lo del sexto, no me cabe otra cosa en la cabeza. Un manso encastado que se vino arriba en banderillas después de una chapucera lidia no es para irse directamente a los medios sin antes un macheteo, ni para dar mantazos fuera de cacho a semejante marrajo; ni para hacer cambiados por la espalda; ni para rematar la faena por bernardinas; ni para matar en suerte natural. Lo único que ha conseguido es llevarse dos tremendos porrazos que afortunadamente no han arrojado consecuencias. Bueno, pues como ustedes quieran: la culpa del toro por salir de chiqueros sin ganas de colaborar para crear "jarte", no se nos vaya a ir el ging- tónic por otro lado. Mañana, más y esperemos que mejor.
Publicar un comentario