viernes, 2 de mayo de 2014

PROMESAS INCUMPLIDAS

La de hoy no era una tarde cualquiera en la plaza de Las Ventas. Esta tarde se presentaban en Madrid dos novilleros que, en palabras de muchos, son los futuros mandamases del toreo junto con otros dos o tres que se presentarán en esta plaza próximamente. Hoy, pues, era un día para ir con ilusión a la plaza a ver de que eran capaces estos jóvenes de los que tantas maravillas hablan, hasta de una Puerta del Príncipe en Sevilla uno de ellos cuando aún ni había debutado con picadores, cosa que no es moco de pavo, no. La novillada que aguardaba en chiqueros pertenecía a Fuente del Rey, ganadería desconocida en Madrid. Pero como en la Tauromaquia del siglo XXI el toro es actor secundario e importa poco, ¿qué más da? Los tres de Fuente del Rey, de origen Santiago Domecq, dejaron mucho que desear en presentación, y fueron remendados por dos de Julio García más dignos de una plaza como Las Ventas. En cuanto al sobrero de Jandilla, me limitaré a decir que más feo que pegar a un padre. Bueno, ahora a hablar de lo importante: los toreros. Espero que los nuevos fenómenos sepan perdonarme el gesto de pararme a hablar de los toros, pero tengo la fea y antitaurina manía de dar importancia a los toros. Abrió el cartel un torero de dinastía: J.J.Bellido Chocolate, un chocolate que esta tarde, por cierto, ha salido espeso y con poco sabor. Se las vio con dos novillos de borreguez y flojera manifiesta. Pesado y vulgar Chocolate en ambos turnos y sin dar atisbo de buen toreo por ninguna parte. José Garrido cortó una oreja al quinto novillo que fue protestada por el talibanato ignorante de esta plaza. Da igual que el chaval no templara las embestidas y que no mandara sobre ellas ¿No se dieron cuenta acaso de que hubo ligazón y fue capaz de dar por lo menos cincuenta o sesenta pases casi sin despeinarse? A mí me gustaría ver a los que tanto protestan ahí abajo, a ver de que son capaces ellos. Habrase visto... Si hasta cuidó a la perfección a sus dos toros en varas para que le durarán lo máximo posible, ¿qué más quieren? Lama de Góngora es otra futura figura del toreo. ¡¡Qué valiente señores!! Ante dos toros complicadísimos (complicadísimos porque ni se movían apenas los jodíos) como se dejaba rozar los pitones quedándose quieto y sin inmutarse... Ya podría con el moribundo gritó por ahí el talibán de turno, ¿qué sabrán por ahí, me pregunto yo? A este chico sí se le vieron retazos de buen toreo, si hasta dejaba atrasada la pierna para que el muletazo fuera más hondo. Éstas son los futuros mandamases de la Fiesta, señores, que cada uno saque sus propias conclusiones, que yo las mías las tengo claras.
Publicar un comentario