viernes, 30 de mayo de 2014

¡¡DEL PACMA ME RÍO YO!!

Nos horrorizamos el pasado domingo, a eso de las once de la noche, cuando conocimos que PACMA (Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal) subía en número de votos en las elecciones al Parlamento Europeo. Pero el varazo gordo nos lo llevamos al conocer que el partido PODEMOS, liderado por el antitaurino Pablo Iglesias y que en su programa electoral reza claramente "abolir la tauromaquia", se alzaba con la solera de 5 eurodiputados y se convertía así en la cuarta formación más votada en España. Pues bien, ¿después de tardes como las de hoy todavía queda alguno al que le extrañe todo esto? ¿Qué pasa en los corrales de Las Ventas? ¿Por qué la tablilla anuncia animales de 640 kg. y luego sale un animalillo que ni pasaría como novillo? ¿Nos quieren tomar el pelo, la báscula estará averiada quizás, pesan a los animales de dos en dos o incluso sin bajarlos del camión siquiera? ¿Por qué esa falta de casta y poder de los toros? ¿Por qué esa flojedad y esa nobleza ovejuna? ¿Problemas en la selección? ¿El puñetero maíz quizás? ¿Será cierto que drogan a los toros? ¿Es verídico ese rumor de que los hacen perrerías en los corrales tales como golpearles los testículos o tirarles peso encima para mermarles? ¿Dónde quedan los análisis postmorten de los veterinarios de los pitones y las vísceras? ¿El señor presidente está para algo más que para regalar despojos? ¿Y el aficionado? ¿Dónde demonios está el aficionado y qué ha sido de él? Ha ido desapareciendo paulatinamente y en su lugar ha ido entrando un público más festivalero y menos entendido para calibrar sobre qué es dominar un toro, qué es cargar la suerte, qué diferencia hay entre lo que es casta y nobleza chochona, diferenciar entre torear y pegar pases... El público de la plaza de Las Ventas está fatal, cada día peor, pero hoy ha llegado a límites insospechados. Sólo les ha faltado sacar al barbero a saludar, aunque tal y como están las cosas, no creo que tardemos mucho en ver algo así. Porque hoy se ha visto aplaudir toros de salida solo porque, según la tablilla y el programa de mano, el bicho en cuestión pesaba 640 kg.; se ha visto como la mayoría de la gente no alzaba la voz ante el fraude del afeitado, y hasta gritar a un torero "viva la madre que te parió" a la vez que éste se ponía cañí ante un pobre bicho inválido (al que por cierto y al igual que al resto de sus hermanos se le hizo cosquillas con la puya) y bobalicón que iba y venía sin un mal gesto. A esto, hay que sumarle lo mismo de días anteriores: jalear el destoreo, callar ante la invalidez y moruchez, aplausos a estocadas bajas y desprendidas, el del típico "baja tú", el otro que pretende que los aficionados cayen ante el fraude, los que protestan porque la montera cayó hacia arriba, luego los mismos jaleando que el torero de turno la pusiera mirando hacia abajo... ¡¡Ay Señor, llévame pronto!! Y a todo esto, ¿y la prensa? ¿Denunciará el fraude? ¿Criticará a las figuras por presentarse así en la primera plaza del mundo? ¿Tratarán a la corrida de hoy de la misma manera que a la de Baltasar Ibán o José Escolar? Eso es lo que haría falta quizás, un Tomillero que pusiera a cada uno de estos asaltadiligencias que van de figuras del toreo en su sitio. O un Bastonito. O un Camarito. O Madroñito. O Pistolero. O Ribete. O Poleo. O Aviador. O Bombito. O Chumbero. O Mulillero. O Joyerito. Será por toros célebres. Afortunadamente, la semana que viene, sin figuras de por medio y ganaderías como Cuadri, Adolfo o Miura, alguno nos saldrá que nos haga recordar que la casta no fue un sueño del pasado. Mientras tanto, la Fiesta estará sentenciada a muerte. Y con PACMA, PODEMOS y EQUO esperando desde el tendido a que la cabeza se la sirvan en bandeja de plata.
Publicar un comentario