jueves, 6 de junio de 2013

POSITIVIDAD, CERO

Después de tanto berrinche vivido en esta feria, hoy me he propuesto venir a los toros pensando en positivo. Dos toreros muy finos que caen bien en Madrid, un confirmante que de novillero dejó buenas sensaciones en esta plaza yuna ganadería que llevaba tiempo sin lidiar en Madrid y que por siguiente despertaba interés el conocer su estado. ¿Para qué venir pensando en las respectivas tardecitas que nos dieron los dos más veteranos en San Isidro? ¿Para qué pensar en la última corrida de J.M. Criado que se lidió en Las Ventas hace seis veranos o en la de Zaragoza de hace dos años? Fuera pesimismo hombre, que a los toros va uno a pasárselo en grande. ¿Para qué cabrearse con la desastrosa presentación y peor juego de los torillos de Criado? Con lo guapa que es la de dos filas más abajo, me voy a fijar yo en el toro, ¡¡qué barbaridad!! ¿Para qué recriminar a Uceda Leal que se le ha ido un toro de dos orejas léase el cuarto bis? Que va hombre, si ha dibujado carteles de toros y ha dejado una estocada marca de la casa. ¿Para qué pensar que Curro Díaz ha echado una feria pésima y que las cornadas de los últimos tiempos le han robado el sitio y generado mucha desconfianza? No pasa nada, como la culpa es del Tendido 7 yo me lavo las manos y me sigo quedando con la guapa y refinada señorita que está sentada dos filas más abajo. Vaya hombre, yo que pensaba que ponerme positivo me iba a resultar más complicado... Pues me alegro de haber venido hoy a los toros en este estado de ánimo. Porque si no, a estas horas estaría volviendo a casa blasfemando sobre la indigna e insultante presentación de los ¿toros? de hoy, de su borreguez manifiesta, de que si el bonito sobrero de Manolo González se hubiera picado lo que se debería no hubiera aguantado una mierda, de que Uceda lo ha dejado escapar con otra oreja puesta y gracias a la gran estocada, que sino se va con las dos; de lo mal que ha estado Curro Díaz con dos animalillos que no se comían a nadie... ¿Ven? Es imposible poder tener una miaja de positividad en las venas con este panorama. Uceda Leal sí, una oreja. Pero con el toro que tenía delante, que ha durado porque no se le ha picado, era para haberse emborrachado a torear. Remates de aunténticos carteles de toros y una gran estocada, pero destoreo en la periferia y en línea recta. La oreja ha sabido a muy poco. Curro Díaz ha estado en sus dos turnos muy desconfiado, como si alguno de los pobrecillos que tenía delante le fuera a tirar un cuerno. Muy mala feria ha hechado este torero que tan buenas tardes nos ha dado. Sergio Flores ha confirmado alternativa y ha sido corneado tontamente por darse el arrimón con el marmolillo que abrió plaza y al entrar a matar. No ha tenido material, pero se le ha visto con coraje, valor y buenas maneras. Se merece pues la repetición y mejor suerte con una corrida que embista para poder refrendar esas sensaciones, pues con este chavalito sí se puede ser verdaderamente positivo.
Publicar un comentario