domingo, 10 de agosto de 2014

DOS ENCASTADOS DE GUARDIOLA FANTONI FUERON EL POSTRE EN LA DESPEDIDA DE ESTE LEGENDARIO HIERRO DE MADRID

Hoy hemos presenciado en Madrid una variada corrida remendada de Guardiola Fantoni (3°,4°, 5° y 6°) con dos núñez de Conde de la Maza (1° y 2°), en la cual, tanto el primero como los dos últimos, dieron muchas opciones de triunfo a los matadores. La corrida última de este histórico hierro, que según el ganadero está a punto de desaparecer, ha sido seria de presencia, aunque salieron más bajos de seriedad el primero y el sexto, al que le sobraban kilos a granel.
Los de Poli Maza fueron los dos primeros, el primero fue blando y mansote; y frente a él, Eugenio de Mora dejó muchos remates y nada de toreo regular debido a su fueracachismo. Cortó una oreja con una estocada traserísima y contraria.
El segundo fue una perita en dulce que se dejó, y Jairo Miguel demostró su falta de oficio y gusto. A destacar fue la soberbia lidia capotera del muy completo peón Ángel Otero, que en el quinto puso un primer buen par, aguantando la codiciosa embestida del toro en los medios.
El tercero, fue un toro flojo que pedía los adentros como buen manso y Venegas se empecinó en sacárselo a los medios, donde el toro no quería tutía.
El cuarto fue un toro flojo de fuerzas y muy noble frente al que Eugenio de Mora no estuvo acertado ni con la franela ni con el acero, y al que su picador masacró en el caballo.
Los dos últimos, por fortuna, fueros de enorme interés. El quinto se empleó, empujando ante el peto, pidiò las afueras y acabó muriendo al encontrar el abrigo de las tablas, después de haber derrochado casta, dificultad que Jairo Miguel no supo afrontar, queriendo esconder el toro en los adentros. El sexto fue otro toro encastado y de afueras con el que Venegas tuvo que pechar con más ineptitud que acierto. Acabó muriendo como el anterior en los adentros y con la boca cerrada, después de haber prendido al matador andaluz.

Publicar un comentario