jueves, 17 de marzo de 2016

SAN ISIDRO 2016: LOS TOROS

Habemus feria y, como es costumbre, desde este humilde espacio no queremos dejar pasar oportunidad para desengranar todos y cada uno de sus componentes y facilitar el análisis. La primera entrega, como siempre, el ganado a lidiar, que para eso todo gira en torno al Toro, mal que le pese a algunos.

VALDEFRESNO (6 de mayo; Abellán - Luque - Fortes): Una de esas que año tras año nos da la murga a base de bien con sus habituales saldos. Vamos, lo ideal para abrir la feria. Que no se diga.

MONTEALTO (8 de mayo; Juan Bautista - Morenito de Aranda - JM Mas): Con buenas novilladas nos ha agasajado en varias ocasiones, pero su punto culmen fue la pasada edición de la Goyesca, con una corrida tan mansa y rajada en varas como emocionante en el tercio de muleta. Por ello, este año se postula con la vitola típica de la expectación.

EL PARRALEJO (9 de mayo; Lorenzo - Marín - Varea): Divisa cacareada de más por los taurinillos pagafantas, y que el pasado San Isidro hizo su debut en esta plaza con una novillada floja y descastada, lo que nos llevó a entender el porqué de tanto comentario favorable de los que mandan en esto. Lidia como novillada.

ROBERT MARGÉ  (10 de mayo; Eugenio de Mora - Juan Bautista - El Payo): Hierro francés que goza de buen cartel en su país. Es una de las novedades de la feria, esperamos buen resultado.

EL TORERO  (11 de mayo; Escribano - Fandiño - Ureña): Ganadería a la que perteneció el famoso Lenguadito, uno de esos ejemplares que son ideales para eso que ahora llaman "disfrutar". A costa, eso sí, que que la suerte de varas sea mero trámite. ¡¡Con la Iglesia hemos topado!! Ya sabemos por dónde irán los derroteros en este día.

EL VENTORRILLO (12 de mayo; Capea - Morenito de Aranda - Caballero): Ni para cecina. Así llevan varios años, y no parece que haya el más mínimo atisbo de cambio.

NÚÑEZ DEL CUVILLO (13 de mayo; Castella - Talavante - Roca Rey): Para "soñar el toreo". O para sufrir pesadillas solo con leer su nombre en los carteles. Según de qué lado se mire. Desde este se ven flojos, flojos, flojos, empalagosos como la miel e irritantemente descastados. Por algo andan las figuras por aquí.

FLOR DE JARA (14 de mayo; Robleño - Delgado - Silveti): Por fin los tenemos por aquí otra vez, y con corrida de toros. Ahí es nada. Merecemos que la sangre brava santacolomeña que corre por sus venas haga gala ese día.

JP DOMECQ (15 de mayo; Talavante - Roca Rey - Posada de Maravillas): Más que aceptable lo del pasado año, incluso con su punto de casta. Pero... ¿y el primer tercio? No, no termina de colar. Aun así, que en el peor de los casos saliera como la de hace un año.

EL MONTECILLO (16 de mayo; Filiberto - Juan de Castilla - Luis David Adame): Factoría de la que sale de todo: bodrios, borregos, perritoros, peritas en dulce, y hasta alguno de vez en cuando que se permite la licencia de hacer sudar a su correspondiente matador. A ver con qué palo canta en esa ocasión. Lidia novillada.

PEDRAZA DE YELTES (17 de mayo; Escribano - del Álamo - Juan Leal): En la extraordinaria de la Prensa (que ni es extraordinaria ni es ná), se lidiarán seis hermosos toros de una ganadería charra que lleva sangre Domecq a la vez que es repudiada por las excelsas figuras de esta época. ¿Motivo? Pues sencillamente que estos no son para "disfrutar". Ni mucho menos, vaya. De preciosa estampa, encastados, con dificultades, empujan al caballo, hacen sudar al que se pone delante... Pues eso, como para "disfrutar".

FUENTE YMBRO  (18 de mayo; Urdiales - Perera - Talavante): De donde salió Agitador, un precioso ensabanado que la pasada feria hizo las delicias de la afición. Con más toros así, esto sería diferente. Que los haya en pocas semanas.

PUERTO DE SAN LORENZO  (19 de mayo; Ponce - Luque - Román): Los que siempre están, y en la mayoría de las ocasiones por partida doble. Pero los toros buenos que le han salido en los últimos 20 años se pueden contar con una mano, y sobran dedos. Pero tienen que estar sí o sí, porque... Porque... Porque... Porque sí y punto, para qué darle más vueltas. Además, junto a su sucursal de Aldeanueva anunciada como la Ventana del Puerto, completa la tercera y última novillada de la feria, y que será estoqueada por Alejandro Marcos, Joaquín Galdós y Luis David Adame, el 23 de mayo.

ALCURRUCÉN  (20 de mayo; Juli - Castella - Garrido. 24 de mayo; Urdiales - David Mora - Roca Rey): Doblete de esta lozana factoría, una de ellas con figuritas de postín.

LAS RAMBLAS (22 de mayo; Cid - Ureña - Fortes): De las ideales para rellenar huecos sin tener que rascarse mucho el bolsillo. Ayunos de casta y poder, y sobrados de fealdad.

JANDILLA/VEGAHERMOSA (25 de mayo; Juli - Perera - López Simón): El horror nuestro de cada año de la mano de estos ejemplares. Todo un negocio para los comerciantes de ortopedias y sillas de ruedas. Para ellos, pues para los aficionados a los toros, aunque nos los cuelen año tras año sin saber el porqué, como que no...

PARLADÉ (26 de mayo; Padilla - Fandiño - Garrido): Ejemplares interesantes ha mandado el segundo hierro de Juan Pedro en anteriores ocasiones, dotados incluso de su puntito de casta. Pero claro... ¿y el caballo qué?

EL PILAR (27 de mayo; Fandi - David Mora - López Simón): Protagonista en los últimos años y no por tardes de grandeza, precisamente. La vergüenza, el fraude, la chabacanería, la ofensa, el atropello y la mofa se hicieron presente de la mano de esta divisa en las últimas ferias de forma descarada, y como premio ¡¡tachán!! Repetimos otro año más. ¿Quizás, al no haber figurones del toreo este año, podemos pensar que la cosa no irá por los mismos derroteros?

BALTASAR IBÁN (29 de mayo; Iván Vicente - A. Aguilar - Barrio): Cuánta grandeza desde Cortijo Wellignton a lo largo de décadas. La de 2015 no fue su mejor corrida, ni de lejos, pero la fe en que salga algún Tomillero, Camarito o Pistolero como los de los últimos años sigue intacta.

ADOLFO MARTÍN (30 de mayo; Rafaelillo - Castella - Escribano): Ni algún toro aceptable en el último tercio por cada corrida que lidia puede tapar las vergüenzas de una vacada que hasta hace algunos años nos ofrecía mucho más de lo que ofrece hoy día.

SALTILLO (31 de mayo; Sánchez Vara - A. Aguilar - Venegas): Después de lo acontecido el pasado mes de septiembre de la mano de este hierro, Taurodelta no perdió un instante y rápido cerró una corrida suya para la feria. Bien Taurodelta, bien. Así sí.

VICTORIANO DEL RÍO (1 de junio; Castella - Manzanares - López Simón): Dos corridas en 2015: una, encastada, complicada y con mucho que torear; la otra, boba, floja, borreguil y ayuna de todo excepto de mansedumbre. Una, estoqueada por figuras, la otra por toreros más modestos. ¿Cuál es cuál? No se me pasa por la cabeza. En la extraordinaria de Beneficencia (que ni es extraordinaria, ni de beneficencia ni de ) será despachada por figurines. Ya podemos ir vaticinando cómo saldrá...


CELESTINO CUADRI (2 de junio; Encabo - Robleño - Pinar): Respeto y devoción por este hierro ante todo, pero lleva algunos años sin estar en condiciones, y es justo reconocer. O lo arregla una buena corrida este año, o estaremos sin verlos por aquí algún tiempo (en palabras del ganadero). Suerte.

VICTORINO MARTÍN (3 de junio; Uceda Leal - Abellán - Cid): ¿Victorino? ¿O Victorinín? Miedo dan...

MIURA (5 de junio; Rafaelillo - Castaño - Pérez Mota): Se cierra la feria un año más con la legendaria A con asas. El pasado año, con dos ejemplares aceptables en la muleta, no terminaron de tapar un fiasco de inválidos. Ojalá se cierre la feria con buen pie y no haya nada que lamentar.
Publicar un comentario