lunes, 29 de septiembre de 2014

THE CASTA

Me queda una cosa muy clara, una vez ingerido y digestionado correctamente el festejo de ayer domingo en Las Ventas. En la Fiesta de los toros, más allá de "Maestros", arte, filarmónicas amenizando una corrida, cócteles, aplicaciones tecnológicas para que lleven la bebida al tendido, o "juventud taurina", hay un elemento clave alrededor del cual se mueve todo: la casta. Miren, si yo quisiera endulzarme el oído y el ánimo con un melodioso concierto de música, en el Teatro Real de Madrid los hay a pares a lo largo del año. Si quisiera llenarme el buche de delicatessen culinarias, en cualquier tabernáculo de la Plaza Mayor sirven unos bocadillos de calamares acompañados de una cerveza bien tirada por menos de 4€, y sin necesidad de aplicaciones del móvil ni rábanos. Pero una corrida de toros en la que se derrocha tanto cuidado para esas giliflautadas como dejadez y falta de respeto para cuidar su actor principal, véase el Toro, me parece una total fantasmada más propia de Telecinco y su "amor" por la moralidad y ética que en sus programas se derrocha a diario, que del mundo del toro. Si en una corrida hay filarmónicas, grandes maestros y "jartistas" del destor... perdón, del toreo; camareros online o cócteles posteriores al festejo, pero a la par salen cabritas desmochadas y obedientes como un perrito, la Fiesta se va, con perdón, a la mierda. Pero si por el contrario, la casta se hace presente en el ruedo y el Toro, lejos de ser un colaborador, hace gala de su afán de lucha, ya puede venir la mujer barbuda y ejecutar la suerte de don Tancredo haciendo el pino, que la Fiesta recupera su verdadera esencia. Ayer en Las Ventas, en una novillada marcada por la mansedumbre de los seis actores principales, hubo casta y, consecuentemente, emoción y riesgo. Pero pasa que la casta, para el que se viste de luces, es incómoda y pesada y, a diferencia de la nobleza y toreabilidad que derrochan los excelsos toretes a modo de las figuras, hace trabajar y sudar la gota gorda. La casta de un toro hay que cuidarla. A la casta hay que someterla, poderla, aormarla, lidiar con ella, tener recursos para hacerla frente. Si no, puede pasar que la casta se torne en genio y en toro se vuelva a la defensiva. O que se aburra. O que al matador o novillero de turno le deje en paños menores. O todo a la vez. Y este fue el triste desenlace de la tarde de ayer. Hay quien diga que demasiado para unos chavales que están empezando. Puede que sí, pero podría ser argumento que adquiriera verdadera fuerza si los chavales hubieran hecho al menos amago de adaptarse a las condiciones de sus oponentes, y no intentar imponer la monofaena de siempre a estos toros que de tontos no tenían un pelo. Los toretes a modo podrán tolerar que su matador se quede en la oreja o al hilo, que les lleven a media altura, que les den capotazos innecesarios o que les aburran con ciento y pico mil trallazos de cualquier forma. Da igual, el torete no va a tener maldad ninguna. Pero todo eso, a los toros de ayer, si no se revolvían y achuchaban a su matador, se defendían o se desentendían de la muleta por puro aburrimiento. Cosas de la casta. Novilladas, ya no digo corridas, novilladas como ésta, ponen de vuelta y media el escalafón de matadores en menos que de se presigna un cura loco, empezando por esos que van por ahí como "The Maestros". El primero salió flojeando de remos, y por si fuera poco, el paletillazo que recibió del picador lo terminó de destrozar. El presidente Trinidad, muy remolón para devolver inválidos en corridas de "glamour", esta vez para nuestra sorpresa fue rápido para enseñar su pañuelo verde. Se corrió turno y salió el que iba a hacer de cuarto, y aquí empezó la fiesta. El animal salió apretando mucho a los adentros, y a su matador, que no sabe hacer otra cosa que hacer su faena ya preparada desde que hace el paseíllo, como todos vaya, en lugar de sacar hacia fuera a la fiera con capotazos por bajo templando la embestida, tiró el capote y salió corriendo como una vieja. En varas, baste con decir que el animal salió hasta dando coces, y en banderillas se cumplió el trámite rápidamente sin que nadie tuviera agayas suficientes para imponerse al toro y dominarlo. Total, que el bicho quedó en un marrajo no apto para faenas excelsas y "jartísticas", y como eso hoy en día no sirve para crear arte, Luis Gerpe se fue a por la espada muy rápido, sin siquiera doblarse por bajo y lidiar sobre los pies. Más preocupante fue ver cómo daba la suerte natural para acabar con el manso. ¿Qué les enseñáis en las escuelas, por Dios! Con el segundo manso en el ruedo seguíamos todos sin hipo, pero no porque el animalito fuera una alimaña, sino más bien por la torpeza de su novillero, Roberto Blanco, quien con tan mala colocación y tan poco asentamiento de zapatillas se llevó varias tarascadas y hasta una voltereta. Tuvo este animal quince arrancadas para poner los tendidos boca abajo, pero como hoy en día lo que se lleva son faenas larguísimas sin mando y encimismo barato, el animal se fue al desolladero aburrido de tanto trapazo y sin torear. Caso muy parecido al tercer manso, con la salvedad de que esta vez Martín Antequera lo bregó fenomanal y todos pudimos dar cuenta de la excelente embestida del novillo. De la faena del debutante Daniel Crespo nada recuerdo a estas horas, y por algo será. Sí recuerdo que el novillo acudía pronto a los cites y embistiendo como una locomotora del AVE, pero no era el típico mojón que se torea solo. Un toro - piano, que diría la "crítica" taurina actual, por la cantidad de teclas que tenía que tocar. Después de una faena interminable, las mulillas arrastraron otro novillo que se fue sin torear. En cuarto lugar salió el sobrero de Benjamín Gómez, ganadería por cierto que podemos ir tomando muy enserio. Manso y sin emplearse en el caballo, al igual que todos los novillos, pero con muchísima nobleza y casta. Un novillo para hartarse a torear y hacerse figura. Luis Gerpe, aún con el susto en el cuerpo después de vérselas con un marrajo "a contraestilo", toreó a la verónica con poco temple y siempre dando el pasito atrás, pero fue muy jaleado por ello. De nuevo vimos un subalterno lucirse con el capote, Regino Agudo, que nos mostró la exquisita embestida que tenía este sobrero. Gerpe le puso ganas, corazón y mucha tozudez, pero nada más. Ni con el marrajo ni tan siquiera con el toro de cortijo, y ya van ya unas cuantas de veces que este novillero se va sin demostrar absolutamente nada. El quinto manso de la tarde volvió a poner de manifiesto que Roberto Blanco de esto no tiene ni puñetera idea. Todo al revés: si el animal pedía las tablas, el niño a los medios; si por arriba no quería absolutamente nada, la mano como si fuera a parar un taxi en lugar de torear; que había que estar muy cruzadito porque el animal a la mínima iba al bulto, él desde la oreja. Así llegó otro porrazo más para su colección. Pero él se creería que estaba bordando el toreo, porque no se fue a por la espada hasta que no le sonó un aviso, y no volvió el novillo al corral porque el presid... digooooo porque Dios no quiso. Total, que otro novillo tapado que arrastraron las mulillas. El escobar que cerraba plaza fue vilmente destrozado contra un burladero por un banderillero muy hijo de Satanás llamado Ramón Moya y, por si fuera poco, el picador terminó poniendo la guinda al pastel con un marronazo en la paletilla. Total, que tuvo que salir a pasear de nuevo Florito con sus bueyes. Lo sustituyó otro sobrero de Benjamín Gómez que de nuevo volvió a demostrar por qué los aficionados la pedimos para el año que viene, si tuviera género para cumplir el expediente. Poco se empleó en el jaco, pero se comía la muleta, como también se merendó al novillero. Un derroche de nobleza, pero nobleza encastada, no chochona. Mucho para un novillero poco placeado y que encima gusta del toreo moderno. Pero como de autobuses pobló los tendidos, allí pareció que Gallito había resucitado. Milagrosamente, y aún no entiendo como, Trinidad no hizo honor a su fama de orejero, y todo quedó en una vuelta al ruedo en la que nos mostró la preciosa y enorme jeta que el muchachito posee. Como queda reflejado, la casta, o The Casta, fue la protagonista del festejo, y eso hoy en día es mucho. En otros tiempos, esta novillada tan mansa hubiera sido tildada de petardo y gran decepción, pero hoy en día salimos frotándonos los ojos ante tanto derroche de casta. En aquellos tiempos supongo que sería impensable que los asaltadiligencias que mandan en la Fiesta del siglo XXI la evitan y rajan sobre ella con tanto descaro, y siendo secundados por sus lacayos de la prensa. Con todo ello, no podemos felicitar al ganadero ante tanta mansedumbre, pero sí agradecerle que siga trabajando sobre la base de la casta y que se ponga las pilas con la bravura. Que de ganaderos con el espíritu de Pablo Iglesias ya estamos servidos.

viernes, 26 de septiembre de 2014

ETERNO PAQUIRRI

El 26 de septiembre no es una fecha cualquiera en el calendario taurino. Hoy, es fecha para recordar la figura de un mito que pagó el tributo de sangre para forjar su leyenda.
Hoy, los aficionados recuerdan a Paquirri, ese torero dominador de todos los tercios, más tosco que la mar pero a la vez poderoso con la muleta, y sobre todo, uno de los mejores estoqueadores de todos los tiempos.                                        
Hoy, los programas de telebasura, para ser fieles a su morbosa tradición, volverán a hablar de dimes y diretes extrataurinos del torero gaditano, de testamentos, malos rollos familiares, carteles malditos y restante bazofia televisiva que a los aficionados a los toros nada nos interesa.
Como somos unos cuantos a quienes las imágenes y escritos de la trágica tarde de Pozoblanco ya nos resultan cansinos, hoy, en este humilde blog, rendiremos tributo a un mito a través de uno de sus mayores triunfos en Las Ventas.
Así cuentan en la biografía de "Paquirri, nacido para morir" aquella tarde isidril del año 1979:

《Sucedió en Madrid, el jueves 24 de mayo, durante la feria de San Isidro de 1979. En la Venta del Batán destacaba por su trapío una corrida de Torrestrella. Paquirri, el Viti y Palomo Linares están anunciados para matarla. [...]
Irrumpe Buenasuerte. Veleto, negro bragado, listón y girón,  con 533 kilos, y se desata la pasión. Su trapío llena la plaza, que prorrumpe en aplausos. Paquirri lo recibe en el tercio con buenos lances, pero en uno echa el paso atrás. Cierra con una media emocionante. Han cambiado y Rafael Muñoz llega a los terrenos del 9. Paquirri se vuelve a él: "No le des mucho. Lo quiero entero." Buenasuerte va tres veces al caballo. Rafael obecede al maestro y mide el castigo. El segundo tercio se cubre velozmente. Paquirri advierte un inicial gazapeo, pero su preocupación se desvanece cuando comprueba su embestida certera en banderillas. El torero inicia la faena doblándose por bajo. Aún no se ha hecho con el toro, que embiste con la cara alta. Más que embestir, vuela. En los tres redondos que siguen, Paquirri no se centra y escucha una voz: "El palillo por debajo de la pala". Y Paquirri se cruza con el toro. Sólo la fuerza sumada al conocimiento, la concentración y la afición del toreo empujan al hombre hacia ese paso adelante que le coloca en el sitio para dejarse envolver por el toro, como un tornado que el torero atrae hacia sí, lo acompaña con el quiebro cadencioso de la cintura y lo vacía con displicente desmayo en tres redondos rematados con la gallardía del pase de pecho obligado, que devuelve la tormenta al lugar donde vino. Jamás la geometría del toreo, síntesis simbólica del combate, se ha trazado sobre líneas tan vibrantes, sobre un temblor tan hondo. Los "oles" jalean desgarrados, traspasados por la belleza del toreo, y la plaza parece el espacio sonoro donde se escucha la galerna. El toro no va claro por el izquierdo, pero Paquirri se juega definitivamente el ser o no ser con dos naturales imposibles y uno de pecho tan largo como un río. 
La suerte de matar, ejecutada otra vez al volapié, con el torero cruzándose en la embestida alta del toro, que no espera y responde al pase de pecho dado, pero no visto por el diestro, quien con la mirada fija en la cruz hunde clamorosamente su estoque y libera la tensión estética del toreo, que es la belleza burladora de la muerte, y la transforma en pasión colectiva por el triunfo del hombre. Ya no hay discusión. Ni siquiera el presidente escudriña pañuelos. Saca el suyo por dos veces, inmediatamente. Arrastran al toro y el público pide que le den la vuelta al ruedo. El Viti en ese momento abandona el ruedo y hace asentidos gestos de que, en efecto, el toro la merece. Ya es de noche. Los focos de la plaza refulgen sobre las lentejuelas del vestido de Paquirri quien, aupado a hombros, recorre el anillo. La ovación dedicada al toro empalma y se acrecenta para despedir al torero que sale por la puerta grande.》

jueves, 25 de septiembre de 2014

"EVOLUCIÓN" DEL TOREO (DESCRIPCIÓN GRÁFICA)




Foto del grupo de Facebook "Fraude & friends".

#BARCELONATORERA

 
PLAZA ANTIGUA DE LA BARCELONETA O "EL TORÍN", 1913
 
 
PLAZA DE LAS ARENAS, 1913


PLAZA DEL SPORT, 1914
 
 
PLAZA MONUMENTAL DE BARCELONA, 1917
 
 
 
Pasa otro 24 de septiembre, día de La Merced, y la Monumental de Barcelona sigue cerrada a cal y canto. A la espera del fallo del Tribunal Constitucional, en el cual está depositadas todas nuestras esperanzas, los aficionados catalanes siguen viviendo del recuerdo y la nostalgia de los años gloriosos de esa Barcelona tan taurina que hasta llegó a tener funcionando al mismo tiempo, como demuestran estos carteles, tres plazas de toros:
 
PLAZA DE TOROS ANTIGUA DE LA BARCELONETA O "EL TORÍN": Primera plaza de toros construida en Barcelona. Fue inagurada en julio de 1834 y estaba ubicada en el barrio de la Barceloneta, mientras que la última corrida que en este ruedo se celebró data del 23 de septiembre de 1923. Años después fue derruida, por lo que a día de hoy no se conserva ningún vestigio.
 
PLAZA DE TOROS DE LAS ARENAS: Inagurada el 29 de junio de 1900. Amén de festejos taurinos, en este ruedo también se han celebrado mítines políticos, veladas de boxeo, carreras ciclistas,  partidos de baloncesto, circos, verbenas y hasta llegó a servir en los años de la Guerra Civil como cuartel del ejército republicano.
La última corrida celebrada en Las Arenas data del año 1979, y en la acutalidad está convertida en un centro comercial.
 
PLAZA DE TOROS MONUMENTAL DE BARCELONA, ANTES EL SPORT: Inagurada en 1914, en 1916 fue remodelada y rebautizada como Monumental de Barcelona. Tres años después de su cierre, no perdemos la esperanza en que los toros vuelvan a pisar su ruedo.
 
Y digo yo, que después de llegar a la situación actual de la mano de unos políticos con la doble moral necesaria como para blindar los correbous y prohibir las corridas, amén de pedir libertad para la "autodeterminación" de su pseudonación pero negarnos la misma libertad a los aficionados... ¡¡y para más inri políticos en su mayoría curruptos!!, ¿qué pensarían Gallito, Belmonte, Pastos, el Papa Negro, el Gallo y tantos otros muchos si lo vieran? Supongo que lo mismo que pensamos la mayoría: que sin la inestimable ayuda de Matilla y Balañá no hubiéramos llegado a esto.
Y mientras, los aficionados esperanzados en que algún día la Monumental reabra sus puertas para dar corridas de toros.
 
 
#BarcelonaTaurina
#BarcelonaTorera
#FuerzaNovilleros (no los olvidamos)
#FuerzaDavidMora (tampoco le olvidamos)


lunes, 22 de septiembre de 2014

BUEN "PARTIDO"

Los aficionados amantes de la diversidad de encastes tenemos motivos para creer en la recuperación de un hierro mítico que tantas grandiosas tardes de toros nos ha brindado, y que tantos dolores de cabeza nos ha ocasionado en los últimos tiempos: Partido de Resina. No fue una corrida la lidiada ayer domingo para aquellos que se visten de luces para "disfrutar" de las excelsas embestidas de los borregos artistas, ni tampoco para aquellos que gustan de ver faenas de interminable duración. Fue más bien una corrida para lidiar con pulcritud, para dejar los toros en suerte en el caballo y picarles lo justo y necesario en el sitio correcto, para poderla con recursos y sabiduría lidiadora, y por supuesto para no excederse de 15-20 muletazos. Pero claro, ¿quién de los que hoy se visten de torero son capaces de todo eso? De haberlos, ayer desde luego no hicieron el paseíllo en Las Ventas. Aunque bien es verdad que de la terna actuante, por unas cosas u otras, poco se podía esperar. O nada. José María Lázaro es un torero que apenas torea y del que se podía esperar escaso oficio, como así fue; pero eso no quita para que su picador le asesine a sus dos toros. El toro que abrió plaza apretó en varas, aunque con un solo pitón, hasta tal punto de derribar el jaco. Aun recibiendo él solito lo que reciben tres corridas juntas de las figuras, todavía llegó a la muleta con el combustible suficiente como para poner la plaza boca abajo con 15 muletazos. La inexperiencia y también las pocas ganas de pelearse del matador hicieron el resto para que el animal se fuera al desolladero sin torear. Toros 1-0 Toreros. Con el segundo en el ruedo, lo que debía ser un festejo serio en la primera plaza del mundo, se convirtió en una esperpéntico capea de pueblo. Ningún capote fue capaz de fijar al toro, quien se paseó por el redondel a sus anchas como si de su casa se tratare. Si hasta daban ganas de tirarse a hacer un recorte. Con semejante lidia, el animal llegó al tercio de muerte a la defensiva y orientado, y haciéndole pasar un mal rato a Pérez Mota, quien no fue capaz de dominar al toro. Toros 2-0 Toreros. El tercero fue un toro huidizo y a la vez con mucho que torear, claro que había que sudar la gota con él. Así lo demostró el subaltermo Alberto Martínez durante brega en banderillas, donde se vió como embestía por bajo de manera espectacular. Pinar no estuvo ni mal, ni muy mal, ni pésimo. Estuvo peor que todo eso. De las pocas veces que fue capaz el matador de dejarle la muleta puesta y llevar al toro toreado, quedó patente cómo el animal perseguía las telas con codicia y casta. Pero como el matador solo se limitó a tirar líneas tomando las debidas precauciones, hasta el animal se aburría de semejante pegapases. Toros 3-0 Toreros El que hizo de cuarto fue el único que manifestó flojera en los remos, pero no porque su naturaleza fuera de inválido. Aquí de nuevo entra el picador de JM Lázaro, Manuel Cordero, quien propinó, primero, casi en toriles y con el toro empujando con poder, un paletillazo y un segundo traserazo, sin rectificar ambos. Desde luego la actuación de este señor ayer fue de noche en el calabozo y una fuerte sanción. El animal quedó mermado y llegó al último tercio defendiéndose. El matador no quiso darse tampoco mucha coba y optó quitárselo pronto de encima. Toros 4 - 0 Toreros El quinto fue una joya. Una auténtica preciosidad que decía mucho del porqué a estos toros se les conoce como los "toros guapos del campo bravo español". Una delicia para la vista. Un animal así no podía fallar. No lo hizo. Tras una buena pelea en varas, llegó a la muleta con nobleza y cierta casta para hacerle la vida imposible a un Pérez Mota que naufragó ante tanto trallazo y falta de mando. Gran ovación para el toro y aplausos con cierto aroma gaditanos para el torero, y que fueron secundados con protestas. Toros 5-0 Toreros Cerró plaza otra pintura que acabó el tercio de varas, raramente, con borbotones de sangre hasta las pezuñas. Por si hace falta decirlo, aquí se terminó el toro, aunque la arrancada que tuvo al sacárselo el matador a los medios da a pensar que ahí había otro toro diferente al que nos hicieron ver. Toros 6-0 Toreros Con buen sabor de boca abandonamos la Plaza de Madrid, una plaza a la que los "pablorromeros" han honrado lo poco que queda de su excelsa categoría con una corrida en la que Toro, con sus problemas y sus encantos, ha vuelto a estar presente. Buena falta hace.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

CRV Y SUS COSAS

Mientras CRV raja del origen y la historia de la Tauromaquia y lo tilda de "tradición traicionada"...









...no duda en calificar la verdadera tortura animal y la falta de respeto al Toro como "fiesta del pueblo" y "evolución".






Porque es una tradición ancestral que forma parte de la cultura taurina, porque es parte de nuestra historia, y porque es parte del origen de la Tauromaquia...

¡¡VIVA EL TORO DE LA VEGA!!


lunes, 15 de septiembre de 2014

LO QUE DIO DE SÍ LA GUARRERÍA LIDIADA POR ARAÚZ DE ROBLES

Me dan cuenta, vía WhatsApp, de una novillada de Araúz de Robles tan bonita por fuera como podrida por dentro (Araúz de Robles en sus cabales de siempre, vaya). Sólo se devolvió uno, pero si se hubiera hecho lo propio con los cinco restantes, a los que sólo se les rozó con la puya, tampoco se hubiera acabado el mundo. El sobrero, un santacolomeño de Benjamín Gómez, fue también escasamente picado y llegó dulce al último tercio. Por lo que me cuentan de la terna actuante, la conciencia me dice que de aquí no saldrá ningún valor que vaya a ser algo en ésto de los toros. Ni Diego Fernández, ni Víctor Tallón ni Manuel Cuenca han mostrado nada diferente a la vulgaridad y la pesadez que padecemos a menudo. Y digo yo, ¿no será que hay alguien por aquí capaz de clonar novilleros? La peor nota, para seguir siendo fieles a las costumbres venteñas, la dieron algunos seguidores de Víctor Tallón, quienes hicieron intervenir a la Policía por amenazar a un viejo aficionado del lugar que manifestaba su rechazo hacia una faena pesadísima y hueca ante un pobre bicho moribundo. Desde aquí les lanzo un mensaje a tan grandes afisionaos: si tanto "respetáis" a quien se juega la vida, dejad de engañarle. Y a los Taurodelta, mandarles otro mensaje: el año que viene, volved a cambiarnos lo de Fernando Pereira Palha por Araúz de Robles. El PACMA os estará muy agradecido. De nada.

lunes, 8 de septiembre de 2014

LECTURAS DE LA CORRIDA DE MORENO SILVA

Aun habiéndome ausentado de la plaza esta tarde por motivos de fuerza mayor, no quiero dejar de escribir algunos comentarios que me llegan sobre la corrida de Moreno Silva que se ha lidiado. Me cuentan que ha sido una corrida pésima, decepcionante, muy desigual de hechuras y con algunos ejemplares impresentables, vacía de casta, y derrochando mansedumbre por los cuatro costados. De los toreros, Encabo en su primero ha pegado dos buenas verónicas y ha dejado algún detalle suelto con la muleta, mientras que en el cuarto ha permitido un destrozo en el primer tercio y con la muleta no lo ha querido ni ver. Por su parte, Joselillo y Marc Serrano han tenido actuaciones discretas y llenas de vulgaridad. En definitiva, llegó a la conclusión de que de que la decepción se ha apoderado de los presentes. Mal fario cuando una corrida de cárdenos provoca aburrimiento y decepción.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

FANDYLANDIA (Por Gloria Cantero)

Un esperpento, un acoso a la razón, una falta descarada de honestidad, una estampa insensata, un innoble agravio un ultraje a la decencia... Titiritero hecho de pasta fulera en la república independiente del vacío, la inexistencia de tributos que cimientan la insigne lucha. Un oponente obsceno, un inmoral manufacturado, grabado a fuego en el pellejo las mezquinas tres bes "bonito, borrego, bobo".. Un documento anti-liturgia de casta horripilante, un público ratonero que consiente y no clama un "Enola Gay" que arrase, de una vez, con esta indecorosa falacia. Una tarde más, antitaurina, de aplausos entusiastas y razones suficientes para hundir en el hoyo de las agujas de la tauromaquia eterna, esa del "morir con honra", del toreo trágico que helaba la sangre, de hazañas con sensación de dificultad extrema; la de la congestión y el entusiasmo. Un funeral, en suma para los sentidos. Enhorabuena, Fandila, en la jerarquía del "Todo vale- A ver quien la tiene más grande" vuelve a pasear laureles de triunfo indiscutible. Siga brincando Ud como acostumbra, pero antes, muestre el pecho, si el sonrojo hoy se lo permite y renuncie a la ruindad de esta embestida profunda a cuantos honramos, aún en la desdicha, la muy noble Fiesta de los Toros."

martes, 2 de septiembre de 2014

¿DÓNDE IR A LOS TOROS EN SEPTIEMBRE?

Para los aficionados madrileños y de los alrededores, he aquí un listado de interesantes ferias para pasar un buen mes de septiembre:










lunes, 1 de septiembre de 2014

¡¡AFICIONADOS, A DEFENDERSE!!

Creía que los antitaurinos eran más tontos, pero a día de hoy no se les puede negar el pan y la sal. Viendo que nadie les hacía ni caso recogiendo firmas y manifestándose, parece que su plan ha cambiado de forma radical: han tomado todos los estamentos de la Fiesta y la han degenerado hasta tal punto que a la mayoría de los aficionados ya nos importa un comino que ésto desaparezca. Un aplauso para ellos, porque su plan está funcionando y su objetivo se convierte en realidad a pasos agigantados. La última, un individuo subido encima de un pobre animalillo sin maldad alguna. Qué bien lo hacen... Pero los aficionados, los poquísimos aficionados que quedamos, esos twittiriteros que un día apodó como tal uno de los jefes del comando infiltrado del PACMA, aun ya estando en el límite de nuestras fuerzas, no podemos bajar los brazos. Hay que seguir luchando por la grandeza de nuestra Fiesta, no podemos dejar que ésto muera así, pensemos, durante los momentos de flojera, en Pepete, en el Espartero, en Joselito, en Granero, en Sánchez Mejías, en Pascual Márquez, en Manolete, en el Coli, en Joaquín Camino, en Paquirri, en Yiyo, en Montoliú, en Soto Vargas, en Curro Valencia; también en Nimeño II, Julio Robles, Adrián Gómez o el Chano. En resumen, hagamos todos un esfuerzo aunque sea ya solo por estos hombres, y otros a los que no me alcanza la memoria, porque todos ellos hicieron grande a la Fiesta con su sangre, y no podemos dejar que esa grandeza muera, y mucho menos de esta forma tan vil y cruel. Porque tenemos motivos para reconsiderar la grandeza de la Fiesta, porque aún quedan TOREROS y GANADEROS, porque el toreo eterno es eso, eterno; y porque aún quedamos quienes amamos la Fiesta que nos enamoró antaño:

¡¡AFICIONADOS, A DEFENDERSE!!