martes, 13 de mayo de 2014

ANTONIO FERRERA, SIEMPRE AL QUITE

Autoría desconocida. Fotografía donde se ve cómo el gran lidiador Antonio Ferrera -que ayer estuvo en el callejón de Madrid como co-apoderado de Garrido- auxilia al señor que acostumbra a pintar las rayas de nuestro albero, después de haber sufrido una herida -que, por fortuna, solo ha sido superficial, según he leído en Twitter- en el cráneo provocada por el salto de las tablas del cuarto novillo de ayer. La imagen lo dice todo. Ferrera, siempre al quite. Hay que ser torero dentro y fuera de la Plaza, y Antonio Ferrera lo es. Deseamos pronta recuperación, como ya hemos dicho en nuestra crónica de lo de ayer, a los dos heridos.

Publicar un comentario