lunes, 9 de diciembre de 2013

ADOLFO MARTÍN E IVÁN FANDIÑO, TRIUNFADORES DE LA TEMPORADA 2013 ESPAÑOLA PARA LOS LECTORES DE "TOROS EN PUNTAS"

Los de Adolfo Martín han salido vencedores de la encuesta, que hemos hecho en este blog durante estas últimas semanas, con un 21% de los votos, delante del hierro que pasta en Zahariche, con 18%. Observando la encuesta, vemos que ha habido disparidad de opiniones, esta temporada no ha sido, a nuestro parecer y al de nuestros lectores, una temporada redonda para ningún hierro. Esperemos que mejore el nivel de casta y bravura en 2014.


Para nuestros lectores, Fandiño ha sido el triunfador de la temporada taurina española del 2013 con el 37% de los votos registrados. En esta votación, la victoria ha sido más rotunda, porque sus perseguidores en la votación han sido Alberto Aguilar con un 12% y Antonio Ferrera, Morante y El Juli con un 8% cada uno. En opinión de los que formamos este blog, Fandiño, sin haber salido triunfador de la temporada debido a sus altibajos, ha estado por encima de los demás toreros del escalafón, ya que ha conseguido dar un gran paso hacia adelante en su carrera, a pesar de sus enormemente publicitadas y, al final nefastas, actuaciones en la Feria de Otoño. Esperemos que siga progresando, que apueste con firmeza por torear, con todo el sentido que este término lleva implícito, y que siga apostando, si aún lo sigue haciendo, por matar toros de diversos encastes. También nos gustaría anotar la naturalidad, concepto ya otoñado, que mostró El Cid en su toreo de muleta en otoño y el dulce sabor de boca que nos han dejado las actuaciones de Antonio Ferrera en nuestra Plaza esta temporada, y alguna en otra Plaza, donde ha demostrado que sigue haciendo camino al andar, y que sigue apostando firmemente por dar el protagonismo al toro, como se merece, luciéndolo en todos los tercios, aunque nos gustaría que en Madrid se decidiera a apostar por la pureza en todas las suertes, desechando ciertas vulgaridades muleteras y rehileteras. Por ello, guardamos gran recuerdo de su quite, en sentido estricto, a su segundo toro de la corrida de Adolfo en Otoño, a su poderoso capote y a sus enormes virtudes como director de Lidia. Una última puntualización dirigida a ambos diestros: y a casi todos los restantes matadores: La muleta se debe coger del centro del estaquillador y hay que ponerla al citar lo más plana posible, no se debe meter pico ni citando ni mandando en la embestida ni se debe coger la franela desde la punta más cercana al cuerpo. La muleta no es un trapo de cocina. "La muleta debe ir planchada", como decía Chenel.


Publicar un comentario