viernes, 1 de febrero de 2013

RAFAEL ALBERTI TAMBIÉN QUISO SER TORERO.


 




El escritor portuense Rafael Alberti, uno de los poetas más importantes de la literatura española de la Edad de Plata, también quiso ser torero de niño y dedicó parte de su obra poética y pictórica al tema taurino. En 1935, al año siguiente de la muerte de su amigo Ignacio Sánchez Mejías, publica su elegía Verte y no verte. He aquí un fragmento de dicho poemario.

VERTE Y NO VERTE (1935)- RAFAEL ALBERTI

[...]

Por el mar  Negro un barco
va a Rumanía,
Por caminos sin agua
va tu agonía.
Verte y no verte.
Yo, lejos navegando;
tú por la muerte.

Verónicas, faroles,,
velas y alas.
Yo en el mar, cuando el viento
los apagaba.
Yo, de viaje.
Tú,  dándole a la muerte
tu último traje.

Mueve el aire en los barcos
que hay en Sevilla,
en lugar de banderas,
dos banderillas.
Llegando a Roma,
vi de banderillas
a las palomas.

Por pies con viento y alas,
por pies salía
de las tablas Ignacio
Sánchez Mejías,
¡Quién lo pensara
que por pies un torillo
lo entablara!
…………….

Una barca perdida
con un torero,
y un reloj que detiene
su minutero.
Vivas y mueras,
rotos bajo el estribo
de las barreras.

Verte y no verte,
Yo, lejos navegando
tú, por la muerte.

[...]

[Se ha ilustrado esta entrada con el retrato de Sánchez Mejías realizado por el pintor Enrique Martín (torosgradaseis.blogspot.com) y una fotografía aparecida en lagrantemporada.blogspot.com ]
Publicar un comentario