sábado, 9 de febrero de 2013

HIPOCRESIA POLITICA






Mira que no me gusta hablar de política y aun menos en mi blog, pero no me queda otra tras los últimos acontecimientos. Y es que el PSOE, ese partido al que tanto se le llena la boca hablando de Libertad, Democracia, Estado de Derecho y palabras análogas, no apoyará la tramitación de la ILP.
Lo primero que se me viene a la cabeza es qué pensarán de esto aficionados tan ilustres como José Blanco, Diego Garrido, Celestino Corbacho, Mariano Fernández Bermejo o José Bono. Conociéndo como son los políticos, saldrán con aquello de "Donde dije digo, digo Diego". Miren sino a José Montilla hace tres veranos en el Parlamento Catalán, donde no movió un dedo para que su democrático partido impidiera una cacicada propia de los años de la dictadura. El mismo paso llevamos a nivel estatal. Si tan democráticos son ustedes y tanto han luchado durante años por la libertad, ¿por qué no hacen nada ante una prohibición (prohibición=sinónimo de franquismo) respaldada por 50.000 firmas, frente a las 500.000 conseguidas para derogarla por ley orgánica de las Cortes? Además, es un espectáculo que da una nada desperdiciable suma de dinero a las arcas públicas y ofrece muchos puestos de trabajo, todo eso por no hablar de la importante riqueza cultural, patrimonial, artística e histórica que esta Fiesta lleva consigo.
Claro que tampoco el corruPPto partido azul me inspira ninguna confianza. En campaña prometieron apoyar la Fiesta, ¡¡qué bien!! También prometieron no subir el IVA ni los impuestos, ni meter la tijera en educación ni sanidad, ser transparentes... Pues con estos antecedentes, cualquiera se fía. Espero equivocarme y que por una vez en su vida cumplan con su palabra. ¿O es mucho pedir al olmo que de peras?
Publicar un comentario