domingo, 16 de diciembre de 2012

JULIÁN, AQUÍ SOBRAS






El Juli
 Así de lejos deberías estar de la Fiesta, Julián



Hace unos días salió a la luz que por segundo año consecutivo, los aficionados de Madrid volvemos a librarnos de El Juli. Pues qué ricamente, aquí no se le necesita, aunque en parte hay ciertos matices que indignan y cabrean. Y es que aquí al "Número Uno", al "Joselito del siglo XXI", a "Don Julián", al "Torero más Poderoso de Todos los Tiempos", le ha dado por abandonar el barco de la Fiesta en un momento muy delicado. En lugar de seguir el ejemplo de algunos compañeros (como Talavante, que matará 6 victorinos en Las Ventas; o Javier Castaño, que ha pedido matar la camada entera de Miura en 2013), a Julián le entra la morriña de empezar su temporada a mediados de año, huyendo así de los compromisos importantes y de realizar gestas importantes en contestación a sus compañeros antes mencionados o incluso, siendo generosos, a Manzanares, quien también se encerrará en Sevilla con 6 toros. En este sentido me ha decepcionado un poco el matador de Velilla, pues a pesar de los pesares le creía con algún mililitro de sangre torera en sus venas. Pues no, le importa un comino las gestas de sus compañeros, quedarse por debajo de ellos, el bien de la Fiesta y la madre que lo parió a todo.
Señores taurinos, periodistas afines al régimen, aficionados que sienten debilidad por este torero y demás palmeros que se posicionan a su favor: ¿Esto es de ser figura del toreo y número uno?
Luego hay quien me dice que yo a El Juli le tengo manía, me cae fatal, no le puedo ni ver... ¿Y con acciones como estas que quiere, que mañana me plante en su casa y le pida matrimonio?
Que se vaya a su casa pero definitivamente, que existiendo toreros como Javier Castaño, Curro Díaz, Fernando Robleño, Sergio Aguilar, Diego Urdiales, Morenito de Aranda, Juan Mora (¡¡que cuenten con él este año, por Dios!!), Alberto Aguilar, Iván Fandiño o Fernando Cruz, ¿se le puede echar de menos a un pegapases tan ventajista, aburrido, tosco, vulgar y, además, manipulador de cercados, corrales y carteles? Yo no, desde luego. Por eso celebro su ausencia en Madrid y deseo que siga el mismo camino que los hermanos Rivera Ordóñez, porque con esa actitud tan cancerígena y maliciosa para la Fiesta, cuanto más lejos estés mejor, Julián. Eres de los toreros que sobran en la Fiesta y, junto a ti, todos aquellos matadores, ganaderos, empresarios, periodistas y demás palmeros tuyos que te siguen el juego.
Publicar un comentario