lunes, 3 de septiembre de 2012

UN VOTO DE CONFIANZA PARA LOS VERAGUAS


"Rompedor", lidiado en 5º lugar y que a la postre fue el de mejor juego de un encierro que decepcinó. No obstante, hay que darle un voto de confianza a este ganadero que apuesta por el TORO y lucha a muerte por la recuperación de un encaste mítico.


Mucha decepción la ayer vivida en la primera novillada del Ciclo de Encastes Minoritarios. No estuvieron a la altura esperada los veraguas de Tomás Prieto de la Cal. Es lo que tiene que a una ganadería se la espere: que si las cosas salen mal, decepciona. Y vaya si decepcionó. De bonitas hechuras y correctamente presentados acorde con lo que es el encaste veragua, pero flojos, descastados y mansos en su mayoría. Solo el 5º, un bonito berrendo en negro aparejado, puede salvarse de la quema. Y digo puede, porque ni nos dejaron verlo en el caballo y en la muleta se le planteó la faena en el tercio, cuando el novillero debió sacárselo a los medios y plantarle allí cara. Como siempre, los "profesionales" del callejón cumpliendo con su papel de muñequita de porcelana.
De los novilleros, el único que mostró cierta ambición y arrojo fue el colmenareño Miguel de Pablo, que usó el percal con buenas maneras y le sacó algún muletazo templado a este "Rompedor" lidiado en quinto lugar. El maño Miguel Cuartero, criado a la sombra de la Fundación El Juli, estuvo frío e insulso en sus dos actos. Y Pacual Javier, de Valencia, que no deje la criatura de estudiar porque lo que es a los toros creo que no va a llegar a mucho más. Apático, sin ambición, si saber andar por la plaza, falto de técnica... ahora eso sí miedo a raudales. Y muy destemplado, coño si más que toreando parecía que estaba tirando de un toro enmaromado.
Novillada mala sí, pero peor han salido otros hierros a lo largo de este año y seguro que el año que viene volverán a ser anunciadas. Los veraguas de don Tomás seguro que no recibirán el mismo trato ni de largo. Estaría bien volver a darle una oportunidad el año que viene para que todos, ganadero y aficionados, tengamos la oportunidad de quitarnos la espina.
Publicar un comentario