jueves, 24 de mayo de 2012

PETARDO PADRE DE LA MADRE

La madre de la inmensa mayoría de las ganaderías que están en boga y solicitadas por las figuras ha llegado hoy a Madrid a pegar todo un señor petardo. Vaya desastre, y pensar que lo que domina el mercado ganadero se ha criado a figura y semejanza de... de...¿"esto", podríamos llamarlo? Así pasa: plazas vacías, cada vez menos afición, ataques antitaurinos, prohibiciones... Pero si es que es normal que cada vez haya más antitaurinos, una persona que por primera vez en su vida va a presenciar un espectáculo como este y vea a las seis pobres ratillas que no se tenían ni en pie y seguían los trapos con una tontuna y una gilipollez desmensurada, ¿como quieren que al día siguiente no le tengamos en medio de la Puerta del Sol tirado en el suelo, desnudo y con la espalda llena de sangre artificial? Normal, y razón no le faltaría al pensar "pobres animales, sin causar peligro, ni meterse con nadie, ni hacer maldades...", porque si en la arena hubiera un toro fiero y con más mala ostia que la parienta de uno cuando llega a las tantas a casa como un general, ante un torero macho que se juega la vida sin trampas ni tapujos mientras lucha contra esa bestia llamada toro; quién sabe... ¿Pero con lo visto esta tarde? Vamos...¡¡no jodas!! Por mucho que a Morante, a última hora, le haya dado por recetar unas verónicas marca de la casa que han provocado las palmas más sonoras de toda la tarde.
Pero, sinceramente, paso olímpicamente de analizar detalladamente la tarde y las actuaciones de los matadores. ¿Para qué? Ya está todo dicho, la verdad. Solo añadir que he vuelto a la cruda realidad después de que en los últimos días se fueran sucediendo cosillas de interés que me han hecho pensar que esto iba cogiendo poquito a poco color. Pues nada de eso, a ver quien me manda a mí ser optimista.
Mañana, ¿qué nos queda? Me pongo malo de pensarlo, aunque suerte que mañana, al igual que hoy, yo me saldré de mis dominios de la Grada 7 para pasar un buen rato en la del 4 en compañía de mi querida. Y que me disculpe mi gente de los alrededores de mi abono, a los cuales aprecio muchísimo, pero siempre queda eso de "Tiran más dos...................... "


FICHA DEL FESTEJO

6 Toros de Juan Pedro Domecq, impresentables por chicos; muy flojos, descastados, bobalicones y desrazados en líneas generales.

Morante de la Puebla (caña y oro): Pitos y división tras aviso.
Alejandro Talavante (lila y oro): Palmas y silencio.
Juan Pablo Sánchez (blanco y plata) CONFIRMABA ALTERNATIVA: Palmas y silencio.

Publicar un comentario